Abogado especialista accidentes tráfico Madrid: cómo puede ayudar

Muchas personas se preguntan si hace falta contratar a un abogado especialista accidentes tráfico Madrid. Pero, la respuesta a esta duda es sencilla: depende de las circunstancias. Una persona que haya sido víctima en un accidente puede darse la tarea de reunir todos los documentos necesarios, para exigir el resarcimiento económico. Sin embargo, no necesariamente conseguirá los resultados más justos.

En este sentido, el papel del abogado cobra mayor importancia. La víctima no debería estar expuesta en ningún momento a una posición de inferioridad frente a nadie y, menos ante la compañía aseguradora que tiene la responsabilidad de pagar la indemnización. De lo contrario, como es común en estos escenarios, recibirá la cantidad mínima posible, sin tener en cuenta los parámetros básicos para determinar lo que le corresponde.

Según datos estadísticos, las personas que han sufrido un accidente que no contrata un experto para que le oriente suelen cobrar solamente entre un 25 a 30% de lo que les corresponde por ley. Por lo tanto: ¿hay que desestimar la labor de un abogado especialista en accidentes de tráfico? Por supuesto que no.

Este tipo de circunstancias son tan delicadas como la repartición de un patrimonio, porque son tantos elementos que entran en juego que la injusticia puede llegar a imponerse sobre la verdad. Sin duda, para estos casos particulares hay que pedir la participación de uno de los abogados herencias Madrid, para que todo vaya de acuerdo con lo que estipula la ley.

Ahora bien, hay que dejar claro que la contratación de un abogado no es obligatoria, pero nunca está de más confiar en el criterio de un profesional que le va a ayudar a que obtenga una cantidad de dinero más elevada, a través de la aplicación de las herramientas legales necesarias para hacer las reclamaciones justas.

Procedimientos a seguir 

Luego de la reforma que sufrió el Código Penal, donde se derogó el apartado que hacía referencia a las fallas, ya no existe la posibilidad de reclamar mediante la vía judicial penal (con excepción a algunos casos). De esta manera, se establecen dos alternativas para las víctimas de accidentes de tráfico:

-La vía extrajudicial que está relacionada con el acuerdo amistoso, por la cual, la aseguradora tiene la oportunidad de ofertar una cuantía para valorar los daños sufridos. Si esta forma no tiene éxito, hay que atender las condiciones legales.

-La vía judicial que se inicia a través de una demanda, dirigida a la compañía de seguros del coche responsable.

La orientación de un abogado puede hacer la diferencia entre unos resultados justos o no. Por ende, no es recomendable escatimar ni tiempo ni dinero, si de obtener lo justo se trata.

ABOGADOS