Haz la vida más sencilla y ten a la mano un servicio de consulta médica telefónica

Los profesionales de la salud han diversificado sus servicios para atender todos los tipos de necesidades, esto incluye el uso de la tecnología en comunicaciones para llevar a cabo su función. Con un día a día tan agitado cada vez es más frecuente que las personas escojan los servicios que faciliten la vida en todos los ámbitos, en la salud es preferible optar por una consulta médica telefónica por la rapidez en la respuesta.

Doctor with smartphone

Sin duda representa una ventaja para el paciente y el médico, ya que evita visitas innecesarias y no requiere desplazamiento. Por otro lado, los costes son menores a diferencia de las consultas directas, además existen tarifas de acuerdo al tiempo de consulta. Es un mecanismo ya maduro asistido por médicos colegiados que busca optimizar los recursos y el tiempo de las personas.

La mayoría de los casos de asistencia primaria pueden ser resueltos por teléfono, entonces ¿por qué no intentar? Obtener un diagnóstico de forma inmediata puede solventar un problema de salud que requiera de rápida acción, hay servicios que incluso prestan atención las 24 horas del día. Los médicos lo consideran como un complemento a las visitas presenciales, pero no debe sustituirlas por completo.

Para las personas de edades avanzadas es más fácil poder aclarar dudas o problemas médicos desde la comodidad del hogar, simplemente realizando una llamada. Los adultos mayores representan una parte de la sociedad que requiere mayor atención y cuidados, así que este tipo de servicios les ofrece mayor autonomía en cuanto a las decisiones sobre su salud, no obstante, en muchos casos la atención debe ser personalizada, cuando las habilidades cognitivas o motoras se ven limitadas.

Para superar estas situaciones hay otras opciones como la ayuda domiciliaria que ofrece a las personas de avanzada edad contar con un personal especializado para atenderlos en todos los ámbitos de la vida diaria. La principal ventaja es que no tienen que abandonar el hogar para recibir este servicio, lo que supone un gran alivio. Además se evitan riesgos sanitarios y psicosociales solventando los problemas desde el domicilio y brindando el acompañamiento necesario.

Vale la penda destacar que la asistencia domiciliaria incluye tareas básicas como cuidado personal (Higiene y vestimenta), control de dieta alimentaria, mantenimiento, limpieza del hogar y tareas médicas como administración de tratamientos y medicamentos. En algunos casos se debe acondicionar los espacios del hogar para incorporar equipos necesarios para aplicar tratamientos y terapias.

Todas las acciones que se realicen van dirigidas a mejorar la calidad de vida de los adultos mayores. Los servicios médicos se adaptan a las diferentes necesidades, está en ti decidir cuál es la mejor opción y sobre todo cual os facilita más la vida.