La facilitación gráfica es un método que mejora la productividad de las empresas

En el mundo empresarial, existen muchísimas herramientas que permiten elevar los niveles de productividad; sin embargo, no siempre esos esfuerzos tienen frutos positivos, sobre todo cuando hay un ambiente de trabajo débil. En este sentido, hay que aplicar otras técnicas, como la facilitación gráfica, que abren paso a la interacción y la comprensión entre los empleados.

Bajo estas circunstancias, la comunicación visual es una pieza clave que fomentará el intercambio de ideas, de una forma original e impactante. Por ende, se reducen las disyuntivas y se minimiza la cantidad de discusiones complejas que limitan la toma de decisiones y la negociación.

La diversidad de ideas nunca será un factor que impida el desarrollo de una estrategia, por el contrario, sirven para alimentar y construir un proyecto, una metodología, una manera de persuasión y una oportunidad. Pero, esto se logra manteniendo una estructura entre la información y los sentimientos.

A través del uso de imágenes como principal recurso, se estimula el cerebro y los datos perduran en la memoria, logrando que el equipo sea más creativo a la hora de buscar soluciones. Esta metodología de alto rendimiento se puede aplicar a cualquier nivel: desde esos niños que quieren mejorar sus técnicas de estudio, hasta esos profesionales que quieren evolucionar en su campo.

Ventajas de la facilitación gráfica

Al aplicarse dentro de un contexto laboral, es posible obtener buenos resultados en procesos como el brainstorming o lluvia de ideas, decisiones participativas, road maps u hojas de ruta para concretar proyectos, gestiones de cambio y resolución de conflictos. En consecuencia, se obtienen estos beneficios:

  • Participación equilibrada de los miembros de un equipo, gracias a que los gráficos se construyen entre todos.
  • Genera compromiso y entusiasmo al reconocer las acciones que se llevarán a cabo.
  • Lograr consensos y desaparecen los debates destructivos.
  • Descubrir las necesidades particulares y se establece un punto en común.
  • Transparencia en los acuerdos porque quedan plasmados en un gráfico.
  • Las imágenes hablan sobre el rumbo a seguir de ahora en adelante, para alcanzar la excelencia.

Los seres humanos suelen defender un punto de vista que, a veces, no es el más productivo. Con la facilitación gráfica se plantea un destino del colectivo y se disminuyen los márgenes de error.

facilitación gráfica

Deja un comentario