El alojamiento web o el hosting web

El hosting web es el tipo de servicio que se utiliza por empresas y particulares con el objetivo de poder guardar todo tipo de información importante o relevante y que, además, los usuarios que accedan a internet puedan disfrutar de este contenido de forma segura. Esto supone que se va a ocupar un sitio específico en Internet y que, este sitio, no va a poder ser usurpado por otra empresa. Las compañías que se dedican a proporcionar este tipo de servicios a diferentes empresas o particulares se van a llamar web host, es decir, proveedores de webs. Gracias al aumento del uso de internet, este tipo de servicios están aumentando de forma exponencial, por lo que se está convirtiendo en un negocio muy lucrativo para este tipo de compañías.

hosting web 2

Tipos de web hosting

Web hosting gratuito: Este tipo de alojamiento va a ser uno de los más utilizados por usuarios y empresas en Internet. Sin embargo, a pesar de que es uno de los más utilizados, no va a ser uno de los más seguros y completos. Al ser totalmente gratuito, no va a ser cuidado ni vigilado por ninguna empresa, lo que va a suponer que esa protección que dan los hosting privados, no va a existir. Además, hay que añadir que, este tipo de web hosting, va a estar plagado de publicidad, lo que puede resultar muy molesto y perjudicial, tanto para las empresas como para las personas que visitan estas páginas web. A pesar de esto, si que es aconsejable para personas y empresas que no tengan muchos recursos y que no dispongan de los medios para contratar servicios privados.

Web hosting compartido: Este tipo de alojamiento se va a caracterizar porque, varias empresas, contratan un mismo servicio de hosting y, por lo tanto, van a compartir un mismo servidor sin tener nada en común. Este tipo de alojamiento es una muy buena opción para pequeñas y medianas empresas, ya que, aunque hay que pagar una pequeña cuota, se va a tener una seguridad real para todos los archivos que se quieran colocar en este tipo de servidor. Sin embargo, también tiene algún punto negativo, como por ejemplo, que, al ser utilizado por diferentes empresas, el desempeño del servidor puede verse reducido notablemente.

Servidores dedicados: En este tipo de alojamiento, el servidor va a ser contratado únicamente por una empresa o por una persona. Por lo tanto, va a existir una seguridad plena, además que también va a existir la garantía de que todo lo que se encuentra en el servidor va a ser de uso exclusivo. Por señalar algo negativo, se podría decir que este tipo de hosting es más costoso que los dos ejemplos anteriores.

Deja un comentario